meteored.cl

Esto es lo que la historia cuenta sobre los "huracanes" en Chile

Pues sí, en Chile se han producido huracanes, pero no como los que te debes estar imaginando que ocurren en el trópico, y que llegan a América del Norte o al este asiático. Las precipitaciones y las características del suelo se relacionan con el "huracán" chileno.

América del Sur y huracán
Cuando hablamos de huracanes en Chile, ¿nos referimos a los mismos que impactan las islas del Caribe o las Polinesias?

Probablemente asocias la palabra huracán a los sistemas de baja presión tropicales, de vientos muy intensos y fuertes tormentas asociadas; que se forman en aguas tropicales y subtropicales, durante un periodo específico del año, no llegando a afectar estas latitudes. Entonces, ¿de qué tipo de huracán estamos hablando? En Chile, se han registrado estos fenómenos en la parte sur de la región de Coquimbo, en la zona de los valles transversales, indican los archivos del Museo Nacional de Historia Natural de Chile (MNHN).

Miguel R. Machado (1987-1938), Jefe de la Sección de Geología y Mineralogía del Museo Nacional de Chile, relató en un artículo del Boletín del Museo Nacional de Historia Natural de 1910, sobre los huracanes que habían ocurrido en el territorio chileno a finales del 1800 y comienzos del 1900.

Según consta en la publicación que la palabra "huracán" se derivaría de la expresión “huraco”, que hace referencia a un agujero o hueco, lo que deriva de la evidencia mostrada por este tipo de evento en la zona, es decir, una concavidad irregular.

Los habitantes de la zona lo reconocen por un estampido que se percibe a lo lejos en dirección de una ladera escarpada cuando se producen lluvias copiosas en temporada invernal, especifican los registros. Este sonido indica que se está avecinando peligro, y es cuando el huracán revienta.

Con el próximo ruido, que va aumentando en intensidad, baja por las pendientes una mezcla de agua, piedras y tierra, capaz de arrastrar todo objeto que se encuentre a su paso, desde un auto hasta una casa, en dependencia de su fuerza de caída.

deslizamiento de tierra
Cuando se produce un "huracán" en Chile, ocurren desastres de este tipo: una mezcla de agua, tierra y piedras arrasan con todo a su paso.

Una posible causa es la acumulación de agua en cavernas que están en el subsuelo. Normalmente, se produce el llenado de estas cavidades durante la temporada de lluvia. Toda la fuerza ejercida por la masa líquida hace que el agua comience a aflorar por las grietas: en caso de que las capas superficiales no contengan esa presión, colapsan produciendo un vaciado, generando así el fenómeno, detallan los especialistas del MNHN.

A Chile no llegan los verdaderos huracanes

Chile es un país que ha presenciado una gran variedad de fenómenos naturales extremos: inciden con mayor regularidad los terremotos, tsunamis y volcanes. Los expertos en cambio climático, sin embargo, destacan que cada vez serán más frecuentes eventos atípicos en Chile, como tormentas convectivas severas en áreas que antes no impactaban. Es así que en mayo de 2019 una seguidilla de tornados afectó a la Región del Biobío. No era la primera vez que se reportaban casos de tornado en Chile, pero lo cierto es que estos fenómenos serán cada vez más recurrentes.

Aquí surge la duda de si será posible que lleguen huracanes a Chile bajo algún escenario, con características similares a las que tienen en los trópicos. La posición geográfica y el océano impiden este tipo de catástrofe, así que no se considera que esto ocurra en el Pacífico Suroriental. En particular, las aguas frías que bañan las costas chilenas, los fuertes vientos en altura y la escasa humedad presente en la atmósfera no permiten el desarrollo de estos fenómenos, también conocidos como tifones. Así que por ahora no hay por qué preocuparse de esto.