meteored.cl

Próximo ciclo solar puede ser el más intenso ya registrado

Científicos estudiaron el comportamiento del Sol considerando 270 años de datos de ciclos y manchas solares. El resultado sugiere que el próximo ciclo solar podría ser el más intenso ya registrado. Entienda cómo fue hecha esta previsión.

Próximo ciclo solar pode ser o mais intenso já registrado
Científicos estudiaron 270 años de datos de ciclos y manchas solares, y llegaron a la conclusión de que el próximo ciclo solar puede ser el más intenso ya registrado. Imagen: NASA.

Las manchas solares son regiones más oscuras en la superficie del Sol, que ocurren cuando el intenso campo magnético disminuye el flujo de energía que emana de su interior, así como la temperatura en aquella región. De hecho, las manchas solares no son realmente manchas oscuras o sin luz, sino que apenas regiones menos brillantes que las que se encuentran a su alrededor (por este motivo, acaban pareciendo oscuras).

Las manchas solares están directamente relacionadas con la mayoría de las erupciones solares y expulsiones de masa del Sol, que causan problemas en satélites de telecomunicaciones y líneas de transmisión eléctrica, e incluso la interrupción en el sistema de energía, además de golpear a los astronautas con radiación perjudicial a la salud.

Mientras más grande sea el número de manchas solares, mayor será el número de erupciones solares y mayor la probabilidad de que grandes problemas ocurran como consecuencia de la alta actividad solar. Por esto, las manchas solares han motivado miles de investigaciones desde el descubrimiento del ciclo solar, hace ya 175 años. El ciclo solar es un periodo de aproximadamente 11 años, donde siempre hay un aumento y después una disminución en el número de manchas solares observadas en la superficie del Sol.

Desde entonces, el foco en las investigaciones ha sido entender la física que hay por tras de la formación de estas manchas, además de tentar prever las características de los próximos ciclos solares, utilizando estadística o métodos físicos. A medida que el ciclo de manchas solares alcanzó mayor importancia social, paneles con toda la comunidad científica fueron convocados y encargados de construir opiniones de consenso sobre el próximo ciclo de manchas solares.

En la actualidad, utilizando un gran número de técnicas, son capaces de explicar la temporalidad y amplitud de los ciclos de machas solares. Sin embargo, pronosticar esas características con antecedencia continúa siendo un problema sin resolver.

Un trabajo publicado recientemente se mostró como una de las alternativas más robustas ya concebidas. El investigador Scott McIntosh junto a sus colaboradores utilizaron un método matemático, conocido como transformadas de Hilbert, para profundizar en la relación entre el ciclo magnético del Sol y el de la amplitud del ciclo de las manchas solares, considerando informaciones de 270 años disponibles.

Próximo ciclo solar pode ser o mais intenso já registrado 2
Gráfico con los últimos ciclos solares, la previsión de consenso de la comunidad científica es representada por el punto verde, mientras que la previsión sugerida por el estudio por el punto morado, más intenso. Imagen: McIntosh et al., 2020.

Los investigadores identificaron lo que llamaron de 'eventos de término', que pueden ser relacionados a diversos fenómenos, entre ellos el fin del ciclo de manchas solares anterior, la intensificación del ciclo actual, y el final de los ciclos de actividad magnética. Utilizando estos marcadores, lograron extraer una relación entre el número de eventos y el ciclo solar que permite realizar una previsión con 68% de confianza.

Así, los investigadores dedujeron que el próximo ciclo solar (que se está iniciando ahora) tendrá una magnitud muy alta -que competirá con las mayores ya registradas- y que puede convertirse en el más intensa de la historia, un resultado un poco diferente del consenso actual de la comunidad científica, que prevé un ciclo poco activo y parecido con el anterior.

El resultado es vital para entender como el Sol se comportará en los próximos 11 años, y permitir que la sociedad tome acciones efectivas para evitar problemas en la red de comunicaciones y de transmisión de energía, además de garantir la seguridad de los futuros astronautas.