meteored.cl

Peligros del Sol: Cáncer a la piel causa 300 muertes al año en Chile

El daño de la radiación ultravioleta en la piel y los ojos de las personas es acumulativo. ¿Qué debemos hacer en la primavera y el verano cuando los índices UV alcanzan sus niveles más peligrosos? ¿Quién es responsable de proteger a los trabajadores expuestos al aire libre?

Niña; protección solar; verano; playa; radiación solar
Los jóvenes en Chile han acumulo la misma cantidad de radiación solar en la piel que un adulto mayor europeo. Hay que redoblar las medidas de protección ante la dañina radiación ultravioleta.

Gracias al Sol existe la vida sobre la Tierra, pero si abusamos de él también nos la puede quitar. En Chile, aproximadamente, 300 personas mueren al año debido al cáncer a la piel, de acuerdo con las cifras de International Agency for Research on Cancer, Globocan 2020.

De hecho, la tasa de cáncer a la piel en nuestro país ha aumentado de 20 a 25 casos por cada 100 mil habitantes en los últimos años, por lo que uno de cada diez chilenos tendrá algún tipo de cáncer a la piel durante su vida (basocelular, epidermoide o melanoma), advierte la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El debilitamiento de la capa de ozono, una mayor exposición al Sol y una expectativa de vida más larga son algunos de los factores que han incrementado la incidencia de casos de cáncer a la piel en Chile, de 20 a 25 casos por cada 100 mil habitantes.

Con el aumento de la expectativa de vida de la población, lo más probable es que estas cifras aumenten también. Uno de los factores que inciden en esto es que los efectos de la radiación ultravioleta (UV) en nuestro organismo son acumulativos, es decir, si es que no protegemos nuestra piel las consecuencias se verán en el futuro sin que hoy nos demos cuenta.

En Chile, un joven de 18 años tiene acumulada en su piel la misma radiación UV que una persona de 60 años en Europa, según la Corporación Nacional del Cáncer (Conac). Pero no es sólo nuestra piel la que sufre los efectos dañinos de la radiación UV, sino que también nuestros ojos provocando enfermedades como queratitis, pterigión, catarata, enfermedad macular, e incluso, cáncer ocular.

¿Qué debemos hacer?

La capa de ozono actúa como un escudo ante la radiación ultravioleta emitida por el Sol. El debilitamiento de esta protección en la atmósfera está aumentando el daño en las células de la piel de las personas y, en general, de los seres vivos provocando un perjuicio acumulativo.

Ante esta situación seleccionamos algunas recomendaciones para aplicar, especialmente, durante la primavera y el verano que son las estaciones en que los índices de radiación UV alcanzan sus niveles más peligrosos.

  • Utilizar sombrillas, gorros y gafas con filtros UV.
  • Evitar la exposición prolongada al sol entre las 10 y 17 horas tarde. El lapso más peligroso va de las 13 a las 15 horas.
  • Preferir siempre la sombra.
  • Elegir un filtro solar adecuado para el tipo de piel y la edad. Las personas que son blancas, albinas y colorinas deben usar protectores solares con factor 50 o más; mientras que para las pieles morenas se recomienda un factor de protección 30 o más.
  • Elegir un protector solar de amplio espectro que proteja tanto de los rayos UV-B como UV-A.
  • La aplicación de un protector solar debe realizarse media hora antes de la exposición al sol, y reaplicarse cada tres o cuatro horas.
  • Si ingresas al agua al salir se debe aplicar protector nuevamente. Lo mismo si transpira mucho.
  • Se deben adoptar medidas fotoprotectoras cuando se realicen actividades laborales o de ocio al aire libre, incluso, en días nublados.
  • Ningún protector solar protege 100% de la radiación solar, e incluso, protegido por un protector solar se debe evitar la exposición directa a la radiación UV.

Es ley

El Código del Trabajo establece que el empleador debe tomar todas las medidas necesarias para proteger eficazmente la vida y la salud de los trabajadores, informando de los posibles riesgos y manteniendo las condiciones adecuadas de higiene y seguridad en las faenas, como también los implementos necesarios para prevenir accidentes y enfermedades profesionales.

trabajadores al sol
Los trabajadores deben recibir, de sus empleadores, todos los implementos de seguridad necesarios para desempeñar sus actividades al aire libre.

La Dirección del Trabajo especifica las obligaciones de los empleadores para la protección de sus trabajadores:

  • Entregar los elementos de protección personal contra la radiación ultravioleta, libre de costo para el trabajador.
  • Capacitar semestralmente a sus trabajadores sobre los daños de la exposición a la radiación solar UV.
  • Publicar diariamente en los lugares de trabajo los índices de radiación UV.
  • Entregar a los trabajadores un programa escrito con los objetivos de la protección e identificación de los trabajadores expuestos.